¿Qué es la fotofobia?

Una fobia es la sensación de profundo rechazo cara una persona, una cosa o bien una situación. Existen incontables géneros de fobias; la que se siente cara la luz recibe el nombre de fotofobia.

Esta fotosensibilidad ocular, por norma general causada por una luz muy refulgente, es frecuente en personas cuyo organismo genera poca melanina, como los albinos. Los bebés, que todavía no cuentan con suficientes dosis de este pigmento natural, asimismo se muestran muy molestos cuando la luz les da en los ojos.

No obstante, la fotofobia puede aparecer en cualquier persona y a cualquier edad. En ocasiones, este género de fotosensibilidad ocular está asociada a diferentes inconvenientes o bien condiciones de los ojos, como los siguientes:

Conjuntivitis. Es la inflamación de la conjuntiva (capa fina y transparente que cubre el interior del párpado y la esclerótica), y se debe a diferentes causas como por poner un ejemplo virus, bacterias, alérgenos o bien productos químicos.
Lesiones en la córnea. La córnea es una membrana transparente que resguarda la parte frontal del ojo de las agresiones externas. Esta lente natural tiene asimismo un papel esencial en el enfoque. Está muy expuesta a golpes, rasguños, cortes y también, aun, quemaduras solares.
Cataratas. Se generan cuando, por el correr del tiempo, el cristalino (lente natural del ojo esencial para enfocar), pierde trasparencia debido primordialmente a la incidencia amontonada de rayos solares. A consecuencia de esto, la persona que tiene cataratas percibe la realidad un tanto turbia, con los colores más apagados o bien amarillentos.
DMAE. La degeneración macular asociada a la edad o bien DMAE, es un inconveniente visual que se genera cuando empeora el funcionamiento de las células de la mancha (parte central de la retina), encargadas de trasmitir al cerebro las imágenes que capta el ojo. Como consecuencia, la persona que la sufre, padece una pérdida de la visión central.
Glaucoma. El glaucoma es la pérdida de visión asociada a inconvenientes en el nervio óptico, normalmente debidos a un incremento de la Presión Intraocular (PIO). Debido a que no acostumbra a manifestar síntomas hasta el momento en que la pérdida de la visión es fundamental, el glaucoma es conocido como “el ladrón sigiloso de la visión”.
Uveítis. La úvea es la capa vascular del ojo, que se halla localizada bajo la esclerótica. Está compuesta por 3 estructuras: el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. La inflamación de la úvea o bien uveítis puede ser una grave consecuencia de la artritis.
Dilatación pupilar. Asimismo famosa como “midriasis”, la dilatación pupilar se genera, sobre todo, en condiciones de poca luz. Es un mecanismo natural del ojo que sirve para progresar la visibilidad. En ocasiones, los profesionales de la visión dilatan la pupila para efectuar un examen ocular. Con el tiempo, la pupila de ciertas personas pierde la capacidad para contraerse o bien dilatarse apropiadamente.
La fotosensibilidad ocular asimismo puede estar producida por cefaleas o bien jaquecas, por malestar tras la ingesta de alcohol o bien darse a lo largo de la restauración de una cirugía ocular.

¿De qué forma se combate la fotofobia?

Si se trata de un inconveniente puntual, como una conjuntivitis o bien una lesión en la córnea, lo más indicado es eludir la luz solar, emplear lentes oscuras (aun en interiores), y intentar dar un reposo a los ojos cerrándolos con frecuencia.

Si la fotosensibilidad ocular es consecuencia de una nosología más perdurable, como las cataratas, o bien permanente, como la DMAE o bien el glaucoma, se aconseja a la persona el empleo de filtros terapéuticos. Los filtros terapéuticos absorben el exceso de luz del ambiente, resguardan de los rayos UV y, además de esto, mejoran el contraste y la agudeza visual. En dependencia de la nosología de la persona, estos filtros pueden ser cobrizos, anaranjados o bien rojizos.

Y hablando de fobias… ¿Sabes qué es “fobosensibilidad”?

Las iniciales de FOBO vienen de la expresión “Fear o bien Being Offline”, que traducida al de España viene a ser “miedo a estar desconectado” o bien, asimismo, “pavor por no saber qué pasa en la red”. Ciertas personas experimentan “fobosensibilidad” cuando se quedan sin batería, pierden cobertura, no tienen la clave de acceso WIFI… ¿Eres una de ellas? Entonces, deberías pinchar acá.

La fotosensibilidad ocular puede ser consecuencia de un problema serio de los ojos. Si eres mayor de cincuenta años y, sobre todo, si en tu familia hay antecedentes de glaucoma o bien DMAE, debes asistir lo antes posible a un especialista de la visión cuando sientas que la luz te molesta más de lo normal.