¿Cómo mejorar la visión?

vision

Científicos en Australia han desarrollado una técnica para el cultivo de células de córnea en una capa delgada de hidrogel en el laboratorio, que después podría ser implantada en el ojo para restaurar la visión en personas que han sufrido daño corneal.

El procedimiento, que hasta el momento ha sido probado de forma exitosa en ensayos con animales, podría tener el potencial para acrecentar dramáticamente el acceso a los trasplantes de córnea, lo que podría mudar la vida de unos diez millones de personas en el mundo entero.

“Pensamos que nuestro nuevo tratamiento marcha mejor que una córnea donada, y ocasionalmente aguardamos usar las propias células del paciente, reduciendo el peligro de rechazo”, afirmó en un comunicado el ingeniero biomédico Berkay Ozcelik, que dirigió la investigación en la Universidad de la ciudad de Melbourne.

La córnea es la capa más externa del ojo. A fin de que esté sana, precisa sostenerse húmeda y transparente, mas el envejecimiento y los traumatismos pueden llevar a daños en la córnea, como hinchazón, lo que resulta en el deterioro de la visión.

Los trasplantes de córnea son en nuestros días la manera más eficiente de restaurar la visión perdida por daños en la córnea, mas hay una enorme escasez de donantes de córneas. En dos mil catorce se efectuaron más de cuarenta y siete trasplantes de córnea en los EE.UU., mas no hay suficiente tejido donado para satisfacer la demanda mundial.

La fiebre amarilla podría ser la próxima epidemia mundial.

Asimismo existe la posibilidad de rechazo de tejidos de donantes de córnea y la necesidad de tomar esteroides para combatir el rechazo, aparte de otras dificultades. La película invisible desarrollada por el equipo de Ozcelik podría eludir estos inconvenientes.

La técnica, que ha sido probada hasta el momento en ovejas, consiste en tomar una muestra de células de la córnea del sujeto, el cultivo de ellas en la película sintética y después volverlas en mayor número al ojo, donde las células regeneradas van a poder restaurar funciones de bombeo de humedad para sostener la córnea sana y clara.

“La película de hidrogel que hemos desarrollado nos deja cultivar una capa de células de la córnea en el laboratorio”, afirmó Berkay. “Entonces podemos implantar esa película en la superficie interna de la córnea de un paciente, en el ojo, mediante una incisión pequeñísima.”

La película de hidrogel es más delgada que un pelo humano con solo cincuenta micrómetros, y cuando las células implantadas han restaurado el flujo de agua saludable entre la córnea y el interior del ojo, la película empieza a degradarse, desapareciendo en un par de meses.

Además de la supresión de los peligros de transmisión de enfermedades o bien rechazo de tejidos que vienen con trasplantes de córnea usuales, otro beneficio del implante de la película podría ser el cultivo de células de córneas saludables para el empleo en múltiples receptores.

No es la primera vez que hemos visto a científicos emplear estos métodos para restaurar las funciones de la córnea sana. A principios de año, estudiosos de el país nipón y el R. Unido hallaron que las células de la córnea humana podrían ser implantadas en los ojos de conejos con daños en la córnea y restaurar la visión.

Ozcelik ahora espera empezar los ensayos clínicos con su película de hidrogel el año próximo, y si bien es pronto para decir si los resultados positivos en los animales pueden ser reproducidos en la gente, es increíble meditar en las posibilidades que la técnica podría tener.